Ciencia Curiosidades y rarezas Vida animal

Algunos de los animales más venenosos de la Tierra

Hoy vamos a ver una lista de los diez animales que existen en nuestro mundo con los venenos más peligrosos y mortales (obviamente para el ser humano) y que convendría tener lo más alejados posibles de nosotros. Hay de todo: arañas, ranas, serpientes, medusas…

escorpión o alacrán

   Los artrópodos ocupan gran parte de la lista y, cerrándola, encontramos a este animal, conocido por todos y que no es una sorpresa saber que su veneno es peligroso. Este animalito de 6 a 15 cm, posee una cola con un agijón final cargado de veneno. Un veneno muy peligroso que puede hacer pasar a quien le pique un mal rato lleno de fiebres altas, eso si no llega a caer en un estado comatoso o, finalmente, acabar con su vida. Así que es muy recomendable dejar tranquilo a este artrópodo, que se alimenta de pequeños insectos y que no tiene por costumbre ir picando a la gente si no le tocan los… aguijones.

                                                                                                                        Araña del banano

No sabía en qué puesto ponerla ya que si bien su veneno, inyectado en el ser humano, podría ser letal en altas concentraciones, raramente sus colmillos son capaces de atravesar nuestra piel y transmitirnos su líquido veneno. Con un tamaño de unos 5 cm, esta araña vive en los vástagos de Sudamérica y América central y la distinguirás por su color café con manchas oscuras.

Araña reclusa parda.

   La segunda araña más peligrosa para el ser humano después de su prima la viuda negra. No suele matar, pero si te pica, su veneno acaba con las células de la piel de la zona de la picadura extendiéndose hasta llegar a tal punto que en ocasiones tiene como consecuencia la amputación del área afectada. Nada gracioso, ¿verdad? Pero de esta araña solo deben preocuparse, en condiciones normales, los estadounidenses, que son quien la tienen viviendo de forma natural en sus territorios, pero generalmente lejos de la civilización.

                                                                                                                                        Viuda negra

   Estaba claro que aparecería en la lista, por delante de sus familiares arañas. Y es que este pequeño (o no tan pequeño) artrópodo tiene un veneno tan potente como 15 serpientes de cascabel. Pero su maldad no acaba en picarnos y acabar con nosotros, sino que además es caníbal, acabando con la vida de su pareja tras su fecundación, comiéndoselo, de ahí su nombre tan peculiar. Por suerte, también es complicado toparse con ella, pues habita en zonas poco o nada habitadas y escondida en lugares oscuros. Se reconoce fácilmente por su  abdomen en forma de reloj de arena rojo sobre un fondo negro negro negro. El macho no es tan peligroso para nosotros como ella.

Pulpo de anillos azules

   No es la primera vez que hablamos de este animal en el Sciencuriosities; ya lo nombramos, irónicamente, entre los 5 animales más bellos. Pero en su belleza radica su peligrosidad, y es que su picadura puede inyectarnos una saliva venenosa que ocasiona parálisis respiratoria, ocasionando la muerte en menos de dos horas si no es tratado a tiempo. Por suerte, también es fácil reconocer a qué pulpo acercarse y a cuál no, y es que sus anillos azules le delatan

                                                                 Rana punta de flecha.

   Con apenas el tamaño de un clip de oficina, es capaz de albergar veneno para matar a 1.500 personas. Y no por cantidad, sino porque se trata de un veneno muy potente. Su nombre proviene de que los nativos mojaban la punta de una flecha en su veneno a la hora de cazar y matar a los animales rápidamente. Hay quien también la llama Rana dardo dorado. Como suele ocurrir con los animales venenosos, nos avisa de que lo son con unos colores brillantes y muy llamativos, casi radiactivos, como diciendo: «bésame y sí te convertirás en príncipe, pero de las tinieblas».

Serpiente Taipan

   El mundo de los vertebrados también tienen sus propios ejemplares altamente venenosos. Entre sus títulos, cuenta con el de animal terrestre más peligroso, pero solo para los Australianos, rincón del planeta donde habita este reptil. Con una sola gota extraída de sus colmillos es suficiente para matar a 12 personas adultas. Además, lo hace poco a poco, empezando con dolor de cabeza, náuseas, vómitos, dolor de estómago, hasta que poco a poco va deshaciendo los tejidos musculares, que son expulsados por la orina (de color rojo) y que, como colofón a su crueldad, el veneno contiene un anticoagulante para que no pare el sangrado y mueras por hemorragia excesiva. Una joya de animal, ¿verdad?

                                                                                                                                          Pez piedra

   Y nos vamos al mundo oceánico, donde un pez era candidato a encabezar la lista. Pero se ha quedado sólo para encabezar la lista de peces venenosos. Sus púas en la aleta dorsal contienen glándulas venenosas, que si se clavan en su víctima, le inyectan un veneno extremadamente peligroso que raramente permite al sujeto sobrevivir. Y si tiene la suerte de sobrevivir, la herida no se cura hasta varios meses después. Al contrario que pasaba con los animales anteriores, este pez no avisa. Es más, su aspecto y color se asemeja al de una roca, lo que hace muy fácil que pase desapercibido y podamos pisarlo. Así que, hay que llevar mucho cuidado y mejor nadar que andar sobre las rocas.

Serpiente marina.

   De nuevo otra serpiente en la lista, pero en este caso del medio acuático. También inyecta su veneno mordiendo, del cual es muy difícil salir con vida. La putada de esta serpiente es que no está localizada, como muchas de las especies anteriores, y es que es bastante cosmopolita, apareciendo en cualquier mar de la Tierra. Así que, mucho ojito.

                                                                                                                                 Avispa marina.

   Aunque suena a insecto, ¡no! Se trata de una medusa. Animales por los que siento cierta debilidad y que me encanta verlos encabezar listas (aunque no sé si me alegra tanto verlas en las listas de peligrosidad, porque así la gente les coge tirria). Cuenta con el (des)honroso primer puesto como animal más venenoso y letal de nuestro planeta. Consta de sesenta tentáculos de unos 80 cm de largo(aunque algunas llegan a casi los 3 metros de longitud) y que además oculta con un aspecto casi transparente, por lo que en el agua es bastante difícil percatarse de su presencia. Su picadura es tan dolorosa como letal, y es que si el veneno alcanza el torrente sanguíneo, no nos quedarán muchos minutos de vida. Ahora, que tratar la picadura rápidamente con vinagre puede ayudar a desactivar el veneno, aliviar el dolor y, quizá, sobrevivir.
   Este animal, tan peligroso como famoso, ha llegado a aparecer en películas, como la famosa Siete Almas de Will Smith, que utiliza a este pequeño y mortífero ser para acabar con su vida sin sufrir daño alguno en el corazón.
Sin embargo, el número de muertes anuales por estos animales tampoco es que sea escandaloso  (unos varios cientos o miles), y es que teniendo un poco de conocimiento, cuidado, y respeto por la naturaleza (y sí, un poco de suerte también), no hay por qué sufrir la ira de ninguno de ellos.
   Y tú, ¿Alguna vez has visto alguno de estos Top Ten de animales venenosos?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *