El clima El tiempo atmosférico Meteorología

Las señales de un “Niño” tardío

La circulación de la atmósfera ya ha dado señales claras de un significativo cambio, pero todavía no hemos ingresado en un período “El Niño”, aunque se mantiene la probabilidad de hacerlo a partir de diciembre.

Desde el mes de octubre nos encontramos con una situación límite entre condiciones “Neutrales” y evento “El Niño”, pero todavía no ha logrado afianzarse con temperaturas propias en la región central del pacífico central.

Comúnmente, este tipo de eventos, comienzan a gestarse durante el comienzo de la primavera y se afianzan durante el mes de octubre, aunque en este año en particular, parece que vamos rumbo a un evento “El Niño” tardío.

Por estos motivos es que todavía se observan condiciones muy variables a lo largo del país, tanto en las condiciones de lluvia como de temperatura. Uno de los aspectos más relevantes que demuestran esta situación es la volatilidad térmica que está sufriendo la región central del país, específicamente el sur de Buenos Aires, que aún llegando al mes de diciembre, sigue presentando condiciones que se aproximan demasiado al riesgo de heladas, situación poco típica si estuviésemos en una situación de evento “El Niño”.

Por otro lado, la situación de las lluvias ha dado muestras del cambio en la circulación. Los abundantes acumulados registrados en el norte argentino, la recurrencia de eventos de lluvias y tormentas de variada intensidad sobre la zona central del país y los eventos severos en amplias áreas son algunos de los ejemplos que dan cuenta de una situación más próxima a un episodio cálido que a las condiciones “Neutrales”.

Las abundantes lluvias de Córdoba

Desde las últimas horas del domingo se vienen registrando fenómenos de lluvias, chaparrones y tormentas de variada intensidad sobre el centro del país. Estas precipitaciones han sido muy importantes en varios sectores, y si bien la variabilidad de registros es muy amplia, existen una veintena de localidades que han registrado más de 200mm el mes de noviembre.

No se han observado eventos severos generalizados, siendo que los desarrollos tan significativos se deban más a la persistencia de los episodios de precipitación que a la violencia de los mismos.

Según la red de estaciones de la Bolsa de Cereales de Córdoba se pudieron observar acumulados superiores a los 300 milímetros durante el mes de noviembre, el caso más destacado es el de Arroyo Corral donde se observaron 307 milímetros.

En muchos casos, los acumulados que se han registrado a lo largo del mes de noviembre en la provincia de Córdoba, duplican el promedio histórico, que sirvieron para mejorar significativamente los perfiles del suelo, que se veían seriamente afectados por la sequía de la campaña pasada.

Las heladas tardías golpearon al trigo

Sobre el sur de Buenos Aires, se observaron eventos de heladas tardías que provocaron importantes daños. Si bien los impactos más graves se observaron en zonas relativamente acotadas, las pérdidas en algunos lotes de trigo fueron cercanas al 100%.

Además, en muchos casos, se observa una pérdida de rendimiento importante, ya que las últimas heladas se dieron en un momento clave para su evolución. Pero no sólo fue el trigo, sino también la cebada y otros cultivos de invierno los que sintieron el impacto del frío sobre el sur bonaerense.

 

Por Leonardo De Benedictis (Meteorólogo- Climatólogo)

Vía: meteored

Una respuesta

  1. pienso lo mismo, exactamente como Leonardo De Benedictis. Creo en un Nino tardio , no sé creo yo más para marzo, dic/ene/feb sin senales de nino, pero marzo sip. Gracias Leo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *