El clima Medio ambiente Polución ambiental

Las estelas de los aviones contribuye al cambio climático

El ruido y los gases tóxicos de los aviones no son los únicos factores contaminantes.

Los organismos internacionales buscan que en las próximas décadas los aviones reduzcan sus emisiones de C02 y sean también más silenciosos. Pero no sólo el ruido y los gases tóxicos, hay otro factor contaminante silencioso: las estelas blancas que se dibujan en el cielo tras el paso de un aeroplano.

De acuerdo con un nuevo estudio del Instituto de Física Atmosférica en Alemania, las estelas de los aviones «han contribuido al calentamiento de la atmósfera más que todo el CO2 emitido por los aviones desde el principio de la aviación».

Además, según sus cálculos, para 2050 el impacto causado por esos rastros se habrá triplicado.

El aire caliente y húmedo que sale de las turbinas del avión se mezcla con la atmósfera, que a esa altura tiene una temperatura mucho más baja que los gases que despiden los motores.

Así, el vapor de agua contenido en el chorro de aire se condensa y puede congelarse, formando cristales de hielo. En ese proceso se forma una nube blanca, llamada cirro o cirrus.

Según explica Stroud Rossmann, el aire de las turbinas contiene vapor de agua, pero también contiene dióxido de carbono, óxidos de azufre y nitrógeno, hollín y partículas metálicas.

Vía: Noticiasambientales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *