Videos educativos

La transferencia del calor

La transferencia del calor es un aspecto importante del comportamiento de “La Temperatura”, que más adelante nos ayudará a comprender temas como “El viento“, la formación de las nubes, entre otros.

Uno de los modos de interacción que tienen dos cuerpos es la transferencia de calor. El calor es una propiedad de los cuerpos, pero a diferencia de otras de sus propiedades, ésta puede aumentar, disminuir e intercambiarse de un cuerpo a otro.

El calor se transmite por conducción, convección y radiación. Estos procesos afectan la temperatura de la atmósfera cercana a la superficie terrestre.

 

La conducción de calor es un proceso basado en el contacto directo entre los cuerpos, sin intercambio de materia, por el que el calor fluye desde un cuerpo de mayor temperatura a otro de menor temperatura que está en contacto con el primero. Por ejemplo, el asa de una sartén de hierro se calienta debido a la conducción de calor del mechero de la estufa.

La transferencia de calor a través de la convección se produce cuando la materia está en movimiento. Este fenómeno sólo podrá producirse en fluidos en los que por movimiento natural (diferencia de densidades) o circulación forzada (con la ayuda de ventiladores, bombas, etc.) puedan las partículas desplazarse transportando el calor sin interrumpir la continuidad física del cuerpo. Por ejemplo, cuando encendemos una estufa dentro de una habitación, el aire que está más próximo a ella tiende a subir y genera un flujo entre el aire frío que está más abajo y el caliente que está arriba.

 

Por su parte, la radiación es el calor emitido por un cuerpo debido a su temperatura. En este caso no existe contacto entre los cuerpos, ni fluidos intermedios que transporten el calor. Simplemente por existir un cuerpo A (sólido o líquido) a una temperatura mayor que un cuerpo B existirá una transferencia de calor por radiación de A a B. El ejemplo perfecto de este fenómeno es el planeta Tierra. Los rayos solares atraviesan la atmósfera sin calentarla y se transforman en calor en el momento en que entran en contacto con la tierra.

Una respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *