Fenómenos naturales Huracanes

La tormenta tropical “Barry” se acerca a tierra y vuelve a poner a prueba a Nueva Orleans

Acosados por los recuerdos de la destrucción causada en 2005 por el huracán Katrina, nuevamente surge la amenaza tras la llegada de un severo sistema de tormenta tropical a la región.

El viento y la lluvia de la tormenta tropical Barry comenzaron a golpear esta madrugada en el estado norteamericano de Luisiana mientras los habitantes y los servicios de rescate se organizan para afrontar la emergencia.

La tormenta llegará como huracán el sábado. Trump declaró el estado de emergenia. Temen que los diques no resistan la subida del Mississippi.

La preocupación primordial del Cuerpo de Ingenieros del Ejército de Estados Unidos (los encargados de diseñar y ejecutar todas las obras para hacer hacer frente a las inundaciones) es que la crecida del río Mississippi no sobrepase los niveles de los diques que lo contiene. Si bien estas estructuras resistieron el huracán Katrina, una súbita alza en la intensidad, o un cambio de dirección de la tormenta, supondría una exigencia mayúscula. El cuerpo de ingenieros estima que el río llegará a una altura de 5,8 metros de alto el sábado, mientras que la altura máxima del dique oscila entre los 6 y los 7,5 metros. 

Los diques que contienen el Mississippi no se han visto desbordados desde los principios de la década del 20

Sin embargo, la población de Nueva Orleans desconfía de las predicciones hechas por el cuerpo de ingenieros, dado el rol que jugaron en la tragedia de Katrina. 

Tras el paso de Katrina 2005

Una desconfianza que perdura

En 2005, el huracán Katrina, el más letal y costoso en la historia de Estados Unidos, inundó el 80% de la ciudad estadounidense. El ciclón devastó Nueva Orleans, y también golpeó otras partes del Estado de Louisiana, al igual que sus vecinos Mississippi y Alabama. Dejó un saldo de 1.800 muertos a su paso, y causó daños por más de 150.000 millones de dólares.

Más allá de la ferocidad de Katrina, una de las razones por las cuales Nueva Orleans se vio tan afectada fue que por la falla de dos diques, uno de los cuales contenía el lago Pontchartrain, y el otro protegía el barrio del Lower 9th Ward. Ambos habían sido construidos por el el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de Estados Unidos.

A su vez, las obras que el cuerpo llevó a cabo a lo largo del canal de navegación entre el Mississippi y el golfo de México a mediados del siglo XX también fueron sindicadas como parcialmente responsables de haber contribuido a la tragedia. 

En los últimos días, los ingenieros estuvieron reforzando distintos puntos del dique. En el caso de la estructura del Lower 9th Ward, que fue prácticamente destruida por Katrina, se emplearon vigas y revestimientos metálicos para aumentar la altura, mientras que en el dique cerca de la sede central del cuerpo de ingenieros se emplearon barreras Hesco, un sistema compuesto por unidades de malla metálica generalmente rellenos de arena. 

El NHC aumentó sus previsiones de precipitaciones, y estimó que Barry -que ya ha causado importantes inundaciones- deje entre 25 y 50 centímetros de lluvia. En algunas zonas, podría llegar hasta los 63 centímetros.

Por ciertas calles de Nueva Orleans algunos habitantes caminaban con agua hasta las pantorrillas y otros limpiaban los escombros que las inundaciones han dejado en sus jardines.

Las plataformas petroleras y los operadores de gas del golfo fueron evacuados el jueves, anunció la Oficina de Seguridad y Cumplimiento Ambiental estadounidense. Por su parte, el gobernador autorizó la movilización de hasta 3000 soldados de la Guardia Nacional.

Fuente: Clarin

Con información de grupolaprovincia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *