Energí­as alternativas Medio ambiente

¿La sal una de las soluciones al almacenamiento de energía a gran escala?

Gran parte de la energía renovable que se produce no llega a consumirse y lamentablemente se desecha. Pero, ¿la sal podría ser una solución?

Gran parte de la energía renovable que se produce no llega a consumirse y lamentablemente se desecha. Una compañía estadounidense ha demostrado sí puede conservarse.

La energía eólica y solar son fuentes de energía abundantes, limpias y cada vez más baratas. Sin embargo, no siempre están disponibles cuando la demanda de energía es mayor.

Algunas empresas buscan la forma de conservar esta energía a largo plazo.

La idea

Si los parques eólicos y solares producen más energía de la que necesita la red eléctrica, la energía se desperdicia.

En California, hasta el 30% de la energía solar no se puede utilizar cuando se produce. Peor aún, si la demanda de electricidad aumenta durante los períodos en que el sol no brilla o el viento no sopla, las empresas de servicios públicos a menudo activan las «plantas máximas» para que la energía adicional esté en línea rápidamente.

Por lo general, estos son alimentados por combustibles fósiles y emiten grandes cantidades de CO2 en relación con las centrales eléctricas comunes.

La empresa estadounidense Malta Inc., está construyendo una tecnología de almacenamiento de energía a escala de red que almacena electricidad de fuentes de energía renovables como calor dentro de grandes tanques de sal fundida a alta temperatura y frío en grandes tanques de líquido refrigerado.

El sistema puede descargar electricidad a la red cuando la demanda de energía es alta; la energía se «desplaza» desde la producción hasta la que más se necesita.

Puesta en práctica

El sistema de almacenamiento de energía de Malta toma la electricidad, convierte y almacena esa electricidad como calor, y luego la convierte de nuevo en electricidad para ser redistribuida en la red eléctrica. En modo de carga, el sistema funciona como una bomba de calor, almacenando electricidad como calor en sal fundida. En el modo de descarga, el sistema funciona como un motor térmico, que utiliza el calor almacenado para producir electricidad.

Según la empresa creadora, el proceso sería el siguiente:

1. Colecciona

La energía se obtiene de generadores eólicos, solares o fósiles en la red como energía eléctrica y se envía al sistema de almacenamiento de energía de Malta.

2. Convierte

La electricidad impulsa una bomba de calor, que convierte la energía eléctrica en energía térmica al crear una diferencia de temperatura.

3. Almacenamieto

El calor se almacena en sal fundida, mientras que el frío se almacena en un líquido frío.

4. Reconversión

La diferencia de temperatura se convierte de nuevo en energía eléctrica con un motor térmico.

5. Distribuye

La electricidad se envía de nuevo a la red cuando es necesario.

Vía: Labiogruita

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *