Derecho ambiental El clima Medio ambiente

La humedad hace que algo huela mal en Córdoba


Este otoño para los cordobeses se ha tornado algo molesto, no solo por la humedad que es un factor presente a diario, se le suman las calles con residuos amontonados y los olores nauseabundos que despiden ciertos desechos, sobre todo en materia de descomposición.

Es inevitable que la basura huela mal. Los alimentos y restos orgánicos se descomponen y emiten un gas desagradable para nuestro sentido del olfato.

Si, además, no tiramos la basura durante unos días y la tenemos en la cocina o en otra estancia cerrada del hogar, el olor puede llegar a ser muy desagradable. Siguiendo unos consejos básicos de limpieza y prevención podemos evitar que la basura, el cubo y la cocina huelan mal.


Es posible que si hace tiempo que no lo limpiamos, el cubo de la basura esté pidiendo a gritos una limpieza en profundidad. Guantes, estropajo y productos de limpieza en mano, lo primero que hay que hacer es dejar el cubo bien limpio para evitar que éste sea una fuente de mal olor acumulado. Una vez limpio, colocaremos una bolsa de basura para evitar que los desperdicios entren en contacto con las paredes del cubo. Es importante utilizar siempre una bolsa de basura.

Comercios y desperdicios

La mayor parte de los residuos orgánicos provienen de la recogida municipal y comercial de nuestras ciudades, así como bares, carnicerías o los principales mercados centrales. Los desechos que a diarios despiden  son arrojados en grandes bolsas o contenedores, lo que suelen quedar expuestos al medio y el clima húmedo de una noche puede alterar rápidamente los alimentos, convirtiéndolo en una fuente de emanación maloliente.  

Buscá los tachos de colores para diferenciar residuos

Una de las opciones recomendables es acudir a los tachos de reciclaje (para papel y cartón, plásticos y latas, vidrios, y desechos peligrosos), al menos en lugares públicos, como por ejemplo en las plazas o principales espacios verdes de la ciudad.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *