Foto meteorológica del día

Iridiscencias sobre el mar

Mar

Las iridiscencias son manchas irregulares de color en las nubes medias adyacentes al sol, o también a la luna. Este fenómeno óptico se puede interpretar como coronas parciales o imperfectas, puesto que se producen por el mismo proceso de difracción de la luz con las gotículas de agua.

La iridiscencias, particularmente, carecen de simetría de las coronas y adoptan el aspecto de manchas difusas, imperfectas de color en el interior de la nube, o bien en franjas de color en los borde.

Por ejemplo, desde el suelo, el observador ve una iridiscencia en vez de una corona cuando la nube es demasiado pequeña como para producir los anillos simétricos propios de una corona, o si el Sol o la Luna no se encuentran justo detrás de la nube.
Las nubes iridiscentes son el resultado de la difracción de la luz solar a través de pequeñas gotas de agua o incluso pequeños cristales de hielo que componen estas nubes, desviando los rayos solares de forma individual. Los cristales de hielo de mayor tamaño provocan halos, los cuales son producto de la refracción y no de la iridiscencia. Por esta misma razón, también se diferencia de un arco iris provocado por la refracción en gotas de mayor tamaño. Si partes de la nube tienen gotas o cristales de tamaño semejante, la acumulación de este efecto provoca su coloración.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *