Sin clasificar

Invasión de saltamontes en Las Vegas

Gigantescos enjambres de saltamontes invadieron el bulevar de Las Vegas donde están los grandes hoteles y casinos, espantando a más de un turista. Las autoridades advirtieron que son inofensivos y que simplemente están de paso, como parte de una migración hacia el norte. Videos publicados en redes sociales muestran los chapulines de alas pálidas alborotados alrededor de las luces de neón, que abundan en el corazón de la capital del juego.

El Departamento de Agricultura del estado de Nevada (oeste), donde queda Las Vegas, explicó que esta invasión nada común estaba relacionada con un invierno y una primavera inusualmente húmedos. Jeff Knight, un entimólogo del departamento, aseguró que si bien los insectos pueden asustar a muchos, no presentan ningún peligro. «No son portadores de ninguna enfermedad, no muerden y ni siquiera son una de las especies que consideramos problemática», explicó a periodistas este viernes. «Probablemente no causarán mucho daño»

Indicó que la invasión de saltamontes, que miden cerca de 3.8 cm, terminará en un par de semanas. «Están de paso», indicó. «Vienen, se instalan y en la noche despegan y se van».

«Esto ha sucedido cinco o seis veces en los últimos 30 años», dijo Knight. «A veces es más pesado que otros, pero siempre suele estar asociado con ese patrón de clima».

Más que nada, es una molestia.

Él dice, por esta razón, y porque son migratorios, no tiene sentido intentar exterminarlos. «Van a estar allí por una semana o dos, y no por las mismas», dijo Knight. «Sólo se van a levantar y seguir adelante en la noche», agregó.

El saltamontes de alas pálidas se siente atraído por la luz blanca en el extremo superior del espectro ultravioleta, lo que podría explicar los enormes enjambres a lo largo del Strip de Las Vegas.

Dependiendo de la luz de su porche, también podría ser la misma razón por la que está notando enjambres de saltamontes alrededor de sus puertas delanteras y traseras.

Knight sugiere instalar las luces amarillas para insectos de la vieja escuela por unas pocas semanas más, como una manera de evitar que los saltamontes se queden en el porche delantero hasta que terminen de moverse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *