Actividad solar Astronomía Ciencia Curiosidades y rarezas Desde el espacio Eclipses

El Sol se está oscureciendo

El  15 de diciembre de 2017 desde Cabo Cañaveral, SpaceX lanzó un nuevo sensor a la Estación Espacial Internacional llamado TSIS-1. Su misión: medir el oscurecimiento del Sol.

A medida que el ciclo de las manchas solares se acerca a su mínimo de 11 años, los satélites de la NASA están rastreando una disminución en la irradiancia solar total (Total Solar Irradiance, TSI).

En todo el espectro electromagnético, la producción del Sol ha caído casi un 0,1% en comparación con el Máximo Solar de 2012-2014. Este gráfico muestra el TSI  desde 1978 como se observó en nueve satélites anteriores:

El aumento y la caída de la luminosidad del sol es una parte natural del ciclo solar.

Un cambio de 0.1% puede no parecer mucho, pero el sol deposita mucha energía en la Tierra, aproximadamente 1.361 vatios por metro cuadrado. Sumando todo el globo, una variación de 0.1% en esta cantidad excede todas las otras fuentes de energía de nuestro planeta (como la radiactividad natural en el núcleo de la Tierra) combinadas.

Un informe de 2013 emitido por el Consejo Nacional de Investigación (NRC), recogía  “Los efectos de la variabilidad solar en el clima de la Tierra (The Effects of Solar Variability on Earth’s Climate)”, explica algunas de las formas en que el cambio cíclico en TSI puede afectar la química de la atmósfera superior de la Tierra y posiblemente alterar los patrones climáticos regionales, especialmente en el Pacífico.

El satélite insignia actual de la NASA para medir la TSI, el Experimento Solar de Radiación y Clima (SORCE), está ahora a más de seis años de su vida de misión principal.

TSIS-1 se hará cargo de SORCE, ampliando el registro de medidas TSI con una precisión sin precedentes. Su misión de cinco años se superpondrá a un Mínimo Solar profundo esperado en 2019-2020. Por lo tanto, TSIS-1 podrá observar el continuo declive en la luminosidad del sol seguido por un rebote a medida que el siguiente ciclo solar toma impulso.

La instalación y comprobación de TSIS-1 llevará algún tiempo; los primeros datos científicos se esperan para febrero de 2018. Estén atentos.

 

Vía:Eltiempo (RAM)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *