Actividad solar Astronomía Ciencia Desde el espacio

El Sol emitirá menos luz y calor a la Tierra en 2050

Es un fenómeno periódico conocido como mínimo de Maunder, que enfriará el planeta, pero no lo suficiente como para detener el cambio climático.

El Sol podría emitir menos radiación a mediados de siglo, dando al planeta Tierra la oportunidad de calentarse un poco más lentamente, pero no de detener la tendencia del cambio climático inducido por el hombre.

Así lo apunta una investigación de la Scripps Institution of Oceanography de la Universidad de California, en San Diego. Para este equipo de científicos, el enfriamiento sería el resultado de lo que ellos llaman un gran mínimo, un evento periódico durante el cual el magnetismo del Sol disminuye, las manchas solares se forman con poca frecuencia y menos radiación ultravioleta llega a la superficie del planeta. 

Antes de analizar las consecuencias que tendrá sobre nuestro planeta, vamos a comentar por qué se produce este periodo de menor actividad por parte del astro rey.

Los científicos creen que el evento se desencadena a intervalos irregulares por fluctuaciones aleatorias relacionadas con el campo magnético del Sol.

Existe un ciclo bien conocido de 11 años en el cual la radiación ultravioleta del Sol alcanza su máximo y disminuye como resultado de la actividad de las manchas solares.

Durante un gran mínimo, denominado el mínimo de Maunder, la radiación ultravioleta disminuye un 7% adicional más allá del punto más bajo de ese ciclo. Y esto es lo que ocurrirá hacia el año 2050, según los investigadores, tras revisar casi 20 años de datos recopilados por la misión International Ultraviolet Explorer.

Los resultados apuntan a una alta probabilidad de un gran mínimo en esta fecha, porque el patrón de manchas solares de los ciclos solares recientes se asemeja a las escaladas de grandes eventos mínimos pasados.

El río Támesis y el Mar Báltico, congelados

De hecho, otro mínimo de Maunder tuvo lugar en la Tierra a mediados del siglo XVII.

Por aquel entonces, las temperaturas fueron lo suficientemente bajas como para congelar el río Támesis con regularidad y congelar el mar Báltico a tal punto que un ejército sueco pudo invadir Dinamarca en 1658 caminando a pie cruzando el hielo marino.

Los científicos no están seguros de si ocurrirá lo mismo para 2050, pero es una referencia. “Ahora tenemos un punto de referencia desde el cual podemos realizar mejores simulaciones de modelos climáticos”, se extrae del documento científico. “Por lo tanto, podemos tener una mejor idea de cómo los cambios en la radiación UV solar afectan el cambio climático”.

 

Vía: Muyinteresante

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *