Ciencia Curiosidades y rarezas Tecnología

El platillo volador de la Nasa a punto de levantar vuelo

Platillo volador de la Nasa

Mañana día 3 de junio, la NASA llevará a cabo un nuevo lanzamiento de pruebas de su desacelerador supersónico de baja densidad (DSBD por sus siglas en inglés). El vehículo, con forma de platillo volante, será el que nos permita depositar grandes cargamentos de material sobre planetas como Marte.

La prueba consiste en elevar el DSBD mediante globos de helio. Después de unas dos horas, la nave habrá alcanzado una altura de unos 37 kilómetros, donde se tomará una pausa para revisar los sistemas. Cuando todo esté en orden, la DSBD se soltará del globo y sus propulsores lo elevarán aún más, hasta los 55 kilómetros de altura.

PASADENA, CA-APRIL 9, 2014:  Ian Clark, Parachute Manager for NASA's LDSD (Low-Density Supersonic Decelerator) project, points towards the rocket-powered, saucer-shaped test vehicle that will be flying into near space this June, when it is launched from the U.S. Navy's Pacific Missile Range Facility on Kauai, Hawaii.  Clark was photographed in a clean room inside the spacecraft assembly facility at NASA's Jet Propulsion Laboratory in Pasadena on April 9, 2014.  The LDSD crosscutting demonstration mission with test breakthrough tehnologies that will enable large payloads to be safely landed on the surface of Mars or other planetary bodies with atmospheres, including Earth.  (Mel Melcon/Los Angeles Times)

El proyecto de Desacelerador Supersónico de Baja Densidad (LDSD) consiste en un vehículo de prueba en forma de platillo propulsado por cohetes, que será lanzado en el espacio cercano a la base de misiles de la Marina de Estados Unidos en Kauai, Hawaii. La prueba se ha retrasado 24 horas debido a que las condiciones meeteorológicas en el mar son desfavorables. Consistirá en un globo de helio que llevará al LDSD hasta los 37 kilómetros de altura. Desde allí, el aparato se desprende.

PLato volador de la NASA 1

Una fracción de segundo después de caer desde el globo, y a unos pocos metros debajo de él, se encenderán cuatro pequeños motores de cohete con el fin de poner a punto el platillo y estabilizarlo giroscópicamente. Medio segundo después, un motor de cohete Star 48B, de combustible sólido y tobera larga, alcanzará un empuje de 7.937 kilogramos (17.500 libras), y enviará al vehículo de prueba hacia el límite de la estratosfera.

Un vehículo con una curiosa forma a «platillo volador»

Un vehículo con forma de platillo volador, diseñado para poner a prueba dispositivos de aterrizaje interplanetarios cuelga de una torre, listo para su lanzamiento en la Planta de Misiles del Pacífico. Más información, en idioma iPlato volador de la nasanglés

NASA: “Nuestro objetivo es lograr una altitud y una velocidad que estimulen la clase de ambiente con la que uno de nuestros vehículos se encontraría al volar en la atmósfera marciana”, dijo Ian Clark, quien es el principal investigador del proyecto LDSD, en el JPL. “Llegamos al punto máximo a alrededor de los 54.860 metros (alrededor de 180.000 pies) y de la velocidad Mach 4. Luego, al desacelerar a Mach 3,8, desplegamos el primero de dos nuevos sistemas de frenos atmosféricos”.

 

 

Vía: es.gizmodo /europapress

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *