Astronomía Ciencia Desde el espacio

El momento en el que muere una estrella

Un telescopio de la NASA logró capturar el momento exacto en el que muere una estrella. La imagen es conmovedora.

Igual que los seres vivos, las estrellas nacen, crecen y mueren. La diferencia es que se trata de un proceso que dura millones de años, y que tiene que ver con el propio funcionamiento del Universo. El lugar de nacimiento de una estrella está conformado por enormes nubes frías de gas y polvo, conocidas como nebulosas.

El efecto de la gravedad hace que la nebulosa comience a encogerse y se fragmente. Algunos de esos fragmentos pueden, finalmente, volverse tan calientes y densos que se inicia una reacción nuclear que da vida a una estrella cuando alcanza la temperatura adecuada.

Las estrellas tienen una reserva de combustible, que es el hidrógeno. Cuando este se acaba, la estrella se expande, se desprende de sus capas exteriores y luego se comprime hasta que finalmente desaparece.

Dicho de este modo suena como algo veloz, pero lo cierto es que todo el proceso, desde el nacimiento hasta la muerte de una estrella, dura millones de millones de años. En sí mismo, el proceso por el que muere una estrella también es larguísimo.

Sin embargo, un telescopio de la NASA logró captar el proceso de muerte de una estrella que sucedió mucho más rápido que lo habitual, y dejó imágenes conmovedoras.

Capturar la muerte de una estrella ubicada a 1300 millones de años luz de la Tierra fue posible gracias al telescopio de la NASA Kepler, y fue una verdadera hazaña.

En el caso de esta estrella, todo el proceso de explosión duró pocos días: fue hasta 10 veces más rápido que para otros tipos de estrellas.

Según Brad Tucker, un investigador de la facultad de astrofísica y astronomía de la Universidad Nacional Australiana que participó en el desubrimiento, esto no solo es increíble porque permitió capturar el momento exacto en el que muere una estrella. También lo es porque se descubrió “otra forma en la que las estrellas mueren y expulsan material en el espacio”.

Se cree que en el Universo muere una estrella a cada segundo. Pero no siempre es posible captar ese momento con tanta exactitud.

Los científicos esperan que con los nuevos avances tecnológicos, como el telescopio TESS (Transiting Exoplanet Survey Satellite) que fue lanzado hace poco tiempo, sea posible profundizar en este fenómeno maravilloso.

Vía: Noticiasambientales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *