Calentamiento global Fenómenos naturales Medio ambiente

El mes de febrero finalizó con una larga lista de récords de calor

Diversas localidades españolas superan las temperaturas históricas para esta época del año, como ha ocurrido en Reino Unido, Francia y Suiza.

El Reino Unido ha superado en los últimos días, en diversas ocasiones, el récord de temperaturas más elevadas durante los inviernos de los últimos 100 años .

En Francia, el miércoles día 27 se batió el récord de la tarde más calurosa de febrero desde que se registran estos datos de forma sistemática, con una temperatura promedio máxima de 21,3° C, según informó Météo France en Twitter. El registro anterior data del 28 de febrero de 1960, con un promedio de 20.2 ° C en el territorio metropolitano francés. Las temperaturas máximas en el país vecino se observaron en Aïcirits (Pyrénées-Atlantiques) donde el termómetro alcanzó los 28,1° C, en Eus (Pyrénées-Orientales) con 27,7° C y en Belin-Béliet (Gironde), donde el termómetro llegó a marcar los 27,4° C; niveles propios de los meses de julio y agosto.

En Suiza, los datos preliminares del MeteoSwiss indican que el mes que ahora acaba es el segundo febrero más cálido desde 1864, con temperaturas especialmente elevadas -en relación a la media histórica- en las zonas por encima de los 1.000 metros. Ginebra y Basilea, por ejemplo han superado esta semana sus particulares récords de calor en un mes de febrero. Algo parecido ocurre en buena parte del centro y suroeste de Europa (por no hablar de Australia, donde se vive el verano más cálido de las últimas décadas).

La Agencia Nacional de Meteorología (Aemet) también ha confirmado, con datos provisionales, una situación similar de temperaturas relativamente muy elevadas en diversas zonas de España. En un tuit difundido el día 27, la Aemet indicaba por ejemplo que la temperatura máxima registrada en Tortosa fue ese día de 27,2 grados, mientras que el récord histórico anterior en esta localidad del Baix Ebre correspondía al 23 de febrero de 1967, con 26,3 grados.

La situación anticiclónica y las temperaturas que afectan al oeste y centro de Europa en estos días llama la atención y supera diversos récords pero no deja de ser relativamente habitual para esta época del año.

Sin embargo, y puesto que esta situación térmica puntual se enmarca en un conjunto de niveles elevados en los últimos meses y años, no se puede negar que puede tener una relación directa con el cambio climático.

Vía: lavanguardia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *