Medio ambiente Polución ambiental

El humo de los incendios en la Amazonia llegará a la Argentina

El humo de los incendios que desde hace semanas arrasan la selva de la Amazonia y otras regiones del interior de Brasil llegará mañana al norte de la Argentina y, muy probablemente, la semana que viene alcance a Buenos Aires.

«A partir de esta noche el viento empezará a rotar hacia el sector norte y esto va a aumentar las probabilidades de que el humo avance, primero sobre el norte del país que, con la rotación del humo, va a llegar esta noche. Luego, con el correr de los días, y como el viento va a venir del sector norte, es muy probable que el humo llegue a la ciudad de Buenos Aires, digamos que a mediados de la semana que viene. No sabemos qué densidad de humo puede llegar porque se puede ir dispersando en el camino», explicó Mariela De Diego, vocera del Servicio Meteorológico Nacional.

Para pasado mañana se esperan lluvias en el centro del litoral, es decir, el este de Santiago del Estero, norte de Formosa, Chaco, este de Salta y Corrientes. Esto podría enlentecer el avance del humo y retrasar su llegada a Buenos Aires.

El presidente Mauricio Macri manifestó ayer en Twitter que está «alarmado y conmovido» por estos incendios. Y también afirmó que se comunicó con Jair Bolsonaro, presidente de Brasil, para «seguir de cerca el manejo de la emergencia».

«Los problemas que pueda traer el humo son el menor de los problemas, dentro de los que podemos esperar de la pérdida de la Amazonia. El humo puede afectar a las personas que tengan enfermedades respiratorias, pero es un humo no toxico, no son productos químicos o altamente contaminantes. Lo que sí tiene este humo es dióxido de carbono que se va a la atmósfera y contribuye al calentamiento global y a futuros incendios forestales. La Amazonia es el bosque tropical más grande del mundo y es el pulmón del planeta. Son 6.7 millones de kilómetros cuadrados de selva, eso es dos veces la superficie de la India», dijo Manuel Jaramillo, director general de Vida Silvestre.

El fuego, que también afecta a Perú y Bolivia, avanza a una velocidad que los expertos califican de «alarmante». Brigadas de bomberos buscan aplacar los focos y el gobierno boliviano anunció que alquilará un avión cisterna.

Aunque los incendios son comunes en la estación seca, en este caso se estima que fueron causados, en gran parte, como consecuencia de la actividad de agricultores que queman la selva amazónica para despejar las tierras y dedicarlas a la cría de ganado. Por otro lado, los científicos temen que la deforestación esté llegando a un punto de no retorno.

Vía: LaNacion

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *