Fenómenos naturales Huracanes

El ciclón Fani deja 42 muertos en India y Bangladesh

Veintinueve de los muertos se encontraban en el estado de Odisha, en el este de la India, y 13 en Bangladesh.

La cifra de muertos por un ciclón que azotó a India y Bangladesh aumentó a 42 el domingo pasado 5 de mayo de 2019, cuando los equipos de emergencia corrieron para reparar los suministros de agua y las carreteras devastadas por la tormenta tropical. Las cifras son provisionales.

Veintinueve de los muertos se encontraban en el estado de Odisha, en el este de la India, y 13 en Bangladesh, dijeron funcionarios de los dos países, una fracción de los números de víctimas observados en ciclones pasados.

Veintiuna muertes fueron reportadas en la ciudad de peregrinación hindú de Puri, dijo el comisionado de ayuda especial de Odisha, Bishnupada Sethi.

«Estamos tratando de confirmar la identidad de las víctimas, pero como las líneas de comunicación han sido afectadas, se está demorando», dijo Sethi.

El número de víctimas en Bangladesh incluyó a seis personas golpeadas por un rayo, dijo un funcionario de gestión de desastres Golam Mostofa.

Destrozos generados por Fani en una ciudad de la India

Miles de árboles y torres de teléfonos móviles fueron arrancados de raíz y la tormenta arrancó los techos. Muchas casas han pasado tres días sin electricidad.

El primer ministro del estado de Odisha, Naveen Patnaik, ha anunciado donaciones de efectivo y arroz para las víctimas necesitadas. Dijo que la comida cocinada se suministraría a algunas comunidades durante 15 días.

El ciclón tropical Fani se lanzó contra Odisha el viernes, 3 de mayo, con vientos de hasta 200 kilómetros por hora antes de perder intensidad mientras se dirigía hacia Bangladesh.

Fani fue el primer ciclón de mayo que golpeó la costa de la Bahía de Bengala en la India en 43 años y solo el tercero en los últimos 150 años, dijo el ministro principal. Normalmente las tormentas azotan alrededor de octubre y noviembre.

India se ha ganado los elogios de la ONU y otros expertos por la rápida evacuación de 1.2 millones de personas en el camino de la poderosa tormenta y minimizando la pérdida de vidas.

Los modelos mejorados de pronóstico, las campañas de concientización pública y los planes de evacuación bien entrenados, respaldados por un ejército de personal de respuesta y voluntarios, vieron a los habitantes de Odisha ahorrarse lo peor de la furia de Fani.

En 1999, Odisha fue golpeada por un superciclón que dejó casi 10,000 muertos.

Vía: Tiempo (Revista RAM)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *