Astronomía Ciencia Desde el espacio

El choque de estrellas que puede cambiar el cielo nocturno

El cinturón de Orión, la Osa Mayor, la Osa Menor, Casiopea… Casi todo el mundo conoce unas constelaciones perfectamente visibles en el cielo nocturno que han servido de guía a decenas de generaciones a lo largo del tiempo. Incluso algunas poblaciones veneraban a unos astros inalcanzables que apreciaban como auténticos dioses en cada una de sus culturas. Todos conocemos alguna de las constelaciones más famosas del cielo pero… ¿y si te dijéramos que todo puede cambiar en 2002? El choque entre estrellas predicho por Molnar está cerca… ¡No te lo pierdas!

Una colisión inevitable

cielo nocturno
Una predicción creada por Larry Molnar

Hace escasos años, un profesor del Calvin College, Larry Molnar, predijo lo que sería una de las teorías espaciales más interesantes de las últimas décadas. Según sus cálculos, la estrella pulsante, KIC 9832227, conformaba en realidad una pareja de estrellas orbitando en pleno trayecto de colisión. La velocidad de ambas estrellas sobrepasaba los límites conocidos y el choque entre ambas se enmarcaba como algo inevitable.

Pues bien, un breve periodo de tiempo después, Molnar sigue pensando lo mismo e incluso ha predicho que sendos astros chocarán en el año 2022. Cabe destacar que esta colisión llegará hasta unos parámetros tan elevados que generará una explosión súper brillante con la que el cielo nocturno quedará eclipsado. Sí, durante un breve periodo de tiempo desaparecerá algunas de las constelaciones más conocidas del cielo nocturno que quedarán sustituidas por un intenso haz de luz.

Muerte súbita

cielo nocturno
El cielo nocturno desaparecerá por unos instantes

Según la teoría de Molnar, ambas estrellas morirán en el acto debido a la gigantesca fuerza del choque. Será el momento en el que una intensa luz, conocida como nova roja, inundará el cielo durante unos segundos con una potencia diez mil veces mayor a la de una estrella convencional. 

Cientos de astrónomos y fanáticos del cielo nocturno esperan con ansias un fenómeno sin precedentes conocidos que se llevará a cabo en la constelación Cygnus y el patrón estelar de la Cruz del Norte. El lado bueno de todo esto es que esta enorme colisión demostrará de una vez por todas que los astrónomos son capaces de visualizar las estrellas binarias en el mismo instante de su muerte.

 

 

Vía: okdiario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *