Calentamiento global

El anuncio censurado de la petrolera Shell

La petrolera Shell y su anuncio censurado

A veces, las multinacionales más contaminantes van demasiado lejos cuando pretenden demostrar que ahora se han vuelto más “verdes”. Es lo que sucedió con la petrolera Shell, a quien la Advertising Standards Authority, organismo que regula las publicidades en Gran Bretaña, le obligó a retirar de circulación este aviso publicitario por considerarlo “engañoso” y por “distorsionar seriamente la realidad.”

El anuncio censurado de la petrolera Shell

El anuncio, con un diseño que recuerda a la época de los hippies y el “flower power”, muestra una planta productora de la compañí­a, de cuyas chimeneas salen flores; una metáfora desafortunada y totalmente alejada de la realidad. Sin embargo, las crí­ticas no sólo fueron dirigidas hacia la controvertida ilustración sino también a los textos que la acompañan.

Bajo el tí­tulo “No arroje nada afuera. El afuera no existe”, el aviso publicitario de la división holandesa de Shell menciona que sus excedentes de CO2 son utilizados para el crecimiento de las flores, y sus desechos de azufre se aplican en la fabricación de cemento súper resistente. Si bien ambas afirmaciones son ciertas, las cantidades distan mucho de ser significativas. Con el nuevo sistema de reciclado de azufre de Shell sólo se produjeron hasta ahora ocho toneladas de cemento súper resistente -con una í­nfima cantidad de azufre en su fórmula-, en tanto que el excedente de CO2 destinado al crecimiento de flores representa apenas el 0.325% de las emisiones globales por año de la petrolera.

En consecuencia, las autoridades británicas rechazaron la publicación del polémico aviso luego de la recepción de numerosas quejas, declarando que “en ausencia de cuantificación, la mayorí­a de los lectores podrí­a interpretar que Shell utiliza todo su excedente de CO2, o al menos su mayorí­a, para el crecimiento de las flores, pese que la cantidad actual destinada constituye una proporción muy pequeña con respecto a las actividades globales de Shell.”

Por su parte, voceros de la petrolera se mostraron “desilusionados” con la medida y en su declaración oficial manifestaron que “el anuncio forma parte de una serie que apunta a profundizar el debate acerca de enfrentar el desafí­o energético. Creemos que el anuncio es una manera creativa y atrayente de llamar la atención sobre el problema de la gestión de los desechos”.

7 respuestas

  1. Shell aun nos está debiendo la reparación del daño causado en nuestro Rí­o de la Plata, Gracias Princesita!

  2. para mi modesto entender son companias que hacen hasta lo imposible,aun a costa de sus modicos beneficios por un planeta limpio y libre de contaminacion
    “que lindo seria que mis palabras fueran ciertas”

  3. No es primera vez que Shell utiliza publicidad engañosa para justificar el daño que hace al medio ambiente. En Chile, la CONAR (Consejo de Autorregulación y Etica Publicitaria) sacó de circulación una publicidad de Shell en la que se mencionaba una “nueva gasolina Shell de mayor rendimiento y mas económica ” en consecuencia que se hicieron los correspondientes estudios comparativos realizados por el Departamento de Ingenierí­a Mecánica de la Universidad de Chile y el Departamento de Mecánica de la Universidad Técnica Federico Santa Marí­a, y la publicitada gasolina anglo holandesa resultó ser igual que la de cualquiera de sus competidores, no presentando ninguna caracterí­stica de mayor rendimiento.
    En el caso de la publicidad que se rechazó en Inglaterra, es obviamente engañosa y con gran descaro. Efectivamente el % de los componentes que se reutiliza para la fertilización y fabricación de hard-cement es tan í­nfima que no vale la pena siquiera mencionarla y NO contribuye para nada a descontaminar el medio ambiente.

  4. Considerar “contaminante” al CO” es un error garrafal. Sin CO2 no hay alimento para las plantas (las flores importan sólo para la polinización por parte de las abejas, pero si importan las cosechas de granos!), y sin plantas no hay vida en el planeta!
    Pero al cuantificar las emisiones se evita cuidadosamente decir que el 30% del aumento del CO2 en el ambiente desde 1750, comparado con el volumen de otros gases como el oxí­geno, el nitrógeno, o el argón, representa un aumento del 0,0014% del volumen de la atmósfera. Imperceptible.

  5. Según la Organización Meteorológica Mundial (un organismo completamente reconocido por las fuentes fidedignas que refiere) el tema del CO2 es bastante diferente de lo que dice el Sr. E. Ferreyra al respecto:

    “El valor medio de CO2 registrado durante 2004 fue de 377,1 partes por millón (ppm), un 35% superior a la concentración en la era preindustrial y un 0,47% con respecto al año anterior. En cuanto al metano, el valor fue de 1.783 partes por billón, mientras que para el óxido nitroso la concentración fue de 318,6 partes por billón. Estos valores representan un incremento respecto a la era preindustrial de un 155% y un 18%, respectivamente.

    Estas concentraciones son las más elevadas de la historia y el ritmo de crecimiento se ha duplicado en los últimos 30 años, a pesar de las iniciativas adoptadas para frenar la creciente contaminación de la atmósfera con gases de efecto invernadero, que provocan a su vez el calentamiento progresivo del planeta.”

    Me pregunto cual es la fuente del Sr. éste, que con tanta propiedad considera un “error garrafal” que el CO2 sea contaminante. Estoy de acuerdo en que el CO contribuye a la alimentación de la vegetación, pero nunca el CO2…son cosas distintas. Yo creo que el error garrafal es suyo sr. Ferreyra.

  6. Para mayor información sobre los gases contaminantes:
    í“xidos de carbono: Corresponden al dióxido de carbono (CO2) y monóxido de carbono (CO) compuestos originados en la combustión de los combustibles que contienen carbono.
    · El CO2 se libera de combustiones completas
    · El CO se forma cuando el combustible se quema en escasa cantidad de oxí­geno. Este gas es incoloro, inodoro e insí­pido, por lo que suele pasar inadvertido; aun así­, resulta mortal si se encuentra en concentraciones elevadas. Las plantas lo utilizan para su fotosí­ntesis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *