Calentamiento global

El 2008, uno de los diez años más cálidos registrados

El 2008, uno de los diez años más cálidos registrados

La Organización Meteorológica Mundial emitió un comunicado de prensa en donde señala que el 2008 será considerado como uno de los diez años más cálidos desde 1850. La temperatura media registrada ha superado en 0.31 grados centí­grados al valor de las temperaturas promedio combinadas de la superficie del mar y del aire en la superficie terrestre. Pese a todo, paradójicamente el 2008 también se convertirá en el año más frí­o en lo que va del siglo XXI, debido especialmente a la influencia que ejerció la corriente de La Niña sobre las aguas del Océano Pací­fico.

¿Este descenso de temperatura marca entonces una ralentización del calentamiento global? Lamentablemente, no es así­. Aunque la temperatura promedio de 2008 resulte algo más baja que la de los años anteriores debido al enfriamiento del Pací­fico, varios lugares de la Tierra -especialmente Europa y el Artico- registraron temperaturas muy por encima del promedio. El promedio global del año 2008 fue superior al promedio medido entre 1961 y 1990. De acuerdo a Myles Allen, director del Grupo de Dinámica del Clima de la Universidad de Oxford, «este año se considera cálido incluso en comparación con las décadas de 1970 y 1980, pero para nuestros ancestros de la época victoriana hubiera sido recordado como un año abrasador».

Durante el 2008, miles de millones de toneladas de gases invernadero se han introducido en la atmósfera, por lo que resulta lógico asumir que el clima seguirá calentándose debido a la influencia de la actividad humana. Pero también resulta un error común achacarle los caprichos del tiempo -frí­os y calores extremos por igual- al cambio climático. Recordemos, sin embargo, que el tiempo y el clima no son la misma cosa. El estado del tiempo varí­a dí­a tras dí­a, hora tras hora, de acuerdo a los cambios locales de la temperatura, el viento, las precipitaciones y otros factores. Por el contrario, cuando hablamos del clima nos referimos al promedio acumulativo del estado del tiempo global a lo largo de décadas, siglos y perí­odos mucho más extensos.

Es decir que el calentamiento global no se mide simplemente comparando los cambios en el tiempo de un año al otro. Los climatólogos se basan en las tendencias a largo plazo, en donde la evidencia acumulada es innegable. El Secretario General de la Organización Meteorológica Mundial, Michel Jarraud, opina que «la tendencia al calentamiento global se mantiene». Por cierto que seguirá habiendo oscilaciones climáticas como los fenómenos del Niño y la Niña, así­ como también potentes erupciones volcánicas que enfrí­en temporalmente al planeta. Pero a menos que se reduzca drásticamente el nivel de emisiones de gases invernadero, la tendencia ascendente de la temperatura global resultará inevitable.

El comunicado de la OMM destaca las anomalí­as registradas en numerosas partes del mundo, mencionando que durante el mes de mayo, debido a una imprevista irrupción de una masa de aire polar, la temperatura en la zona central de Argentina llegó a ser de 6 grados bajo cero, batiendo los récords absolutos de temperaturas mí­nimas en la región. Por contrapartida, las temperaturas de julio superaron en casi todo el paí­s por más de tres grados a los valores promedio para la época, convirtiéndolo en el mes más cálido de los últimos cincuenta años. Otra ola de calor insólita batió todos los récords de temperatura durante el mes de noviembre en Buenos Aires y la zona central argentina, en lo que también se registró como el mes de noviembre más caluroso del último medio siglo. Sequí­as prolongadas en los Estados Unidos, inundaciones y tormentas intensas en todo el planeta, además de la segunda extensión más baja de los hielos del Artico desde 1979, también fueron elementos sobresalientes del documento emitido por la OMM.

Cabe destacar que la Organización Meteorológica Mundial se basa en dos fuentes complementarias para la elaboración de sus informes anuales. Una de ellas es el conjunto de datos combinados que proceden del Centro Hadley de la Oficina Meteorológica del Reino Unido y de la Unidad de Investigación sobre el Clima de la Universidad de East Anglia (Reino Unido), y la otra es el conjunto de datos de la Administración Nacional del Océano y de la Atmósfera (NOAA), dependiente de los Estados Unidos. El reporte definitivo, junto con las correspondientes conclusiones, será dado a conocer por la OMM en febrero de 2009.

55 respuestas

  1. Si posiblemente sea el torio, vos que esta en el tema eduardo hasta donde llega la energia que produce embalse, porque es uno de los reactores nuke que mas energia producen en el mundo, hasta el valle de punilla llegA? y tenes idea que ta pasando con el atucha 2? dice en wiki que empezaron hace 2 años con mucha plata encima a terminarla.

    si julian se vino el refresquete, yo toi de vacaciones y se puso fresco y muy humedo

    adioses

  2. Les propongo a todos aquellos que hablan de MITOS…o a aquellos que no creen en el calentamiento del planeta, que dialoguen con INGENIEROS AGRí“NOMOS, INGENIEROS FORESTALES. Sólo pregunten acerca del cambio en el crecimiento de todos los vegetales los últimos tiempos. Del stress que están sufriendo algunas especies de la pampa húmeda.
    Sólo eso. Después me cuentan…Que les parece…?
    Me voy a refrescar.

  3. Para los veteranos que ya pisamos los 60 años creo que sin lugar a dudas podemos asegurar, les digo precisamente en mi caso y en mi zona, Castelar, departamento San Martí­n, provincia de Santa Fe, república Argentina, nací­ en el año 1950, y aproximadamente hasta 1990, invariablemente durante esos años pasamos inviernos crudos, con una seguidilla de heladas, que reventaban las cañerí­as del agua, que estaban a la intemperie, en los últimos 15 años las heladas son muy distanciadas, incluso hay muchos arbustos que antes se helaban y hace varios años que no se helan.-
    Me da la sensación que es ilógico negar el recalentamiento global, ya que creo que puede haber un invierno más benigno, pero que dure 15 años?
    Un abrazo
    PACALO

  4. Pacalo, en cierto sentido tiene razón, pero la memoria debe ser «completa». Los ciclos de calentamiento y enfriamiento del clima se alternan. Por ejemplo, hubo un calentamiento del clima a partir de 1840, más o menos, y duróa hasta fines de 1a década de 1890, cuando el clima volvió a enfriarse preocupando a los cientí­ficos de la época. Luego el clima se calentó un poco y se estabilizó hasta 1929, fecha en que comenzó un fuerte calentamiento global que culminó hacia 1940.

    En esa época el hielo del írtico se derritió más que ahora porque ese fue el momento de mayor calor del siglo 20. El famoso Pasaje del Noroeste del norte de Canadá se abrió varias veces y fue navegado de la misma manera que lo hizo Roal Amundsen en 1905.

    Luego de un breve perí­odo de estabilización vino el enfriamiento de mediado de los 60 hasta fines de los 70, que alarmó a los cientí­ficos del mundo que predecí­an una nueva edad de hielo. Las heladas en Argentina rean muy frecuentes. También lo eran en la década de los 50 cuando yo iba al colegio y los sabañones eran la plaga de entonces (los piojos no eran plaga entonces porque nos rociaban la cabaza con DDT y no habí­a más piojos hasta el fin de las clases).

    Desde 1980 cmoienza un ciclo de calentamiento que culmina hacia 1995, y en 1998 ocurre el famoso El Niño del Siglo que llevó la temperatura a su marca más alta desde 1938. Luego la temperatura comenzó a estabilizarse y ahora, desde hace tres años ha comenzado a disminuir cada vez más rápido.

    Recuerda las heladas del 14 de NOVIEMBRE en la Prov. de Buenos Aires? ¿cuándo se habí­an visto heladas que diezmaron las cosechas de trigo, soja, cebada, maí­z, etc? Por otra parte, la mejor memoria para el clima son los registros del Servicio Meteorológico Nacional que indican que los trews últimos veranos han sido los más frescos en muvhasd décadas. Y el que estamos pasando tiene la misma tónica. Aparte de algunas temperaturas pico elevadas en el Noroeste y en el Chaco, la generalidad ha sido un verano que no alcanzó temperaturas tan elevadas como hace 10 años.

    El clima cambia y lo hace en ciclos bien definidos. La actividad humana no tiene nada que ver. Las fuerzas geológicas del clima de la Tierra son infinitamente más poderosas que los miserables mortales. Y el ciclo frente a nosotros es otro de enfriamiento, pero esta vez será mucho más poderoso por la increí­ble quietud que muestra el Sol desde hace tres años: 650 dí­as sin manchas en su superficie -es para asustar a cualquiera que sepa de astronomí­a.

  5. Ya extrañaba la lectura de los comentarios en este blog.

    Eduardo, aunque en tu respuesta directa a mi anterior mensaje, justificaste tu ODIO, al mejor estilo Delia; veo igualmente, y con mucho agrado, que hay otro tónico en tus palabras.

    Por ejemplo, es muy acertada tu frase «Las fuerzas geológicas del clima de la Tierra son infinitamente más poderosas que los miserables mortales.» (aunque corregirí­a levemente, cambiando «miserables mortales», por humanos, ya que el planeta mismo por ser un ser viviente es también mortal).

    Y el hecho de encontrar menos verborragia y tensión en tus mensajes; me anima a cambiar mi posición también, y referirme un poco más puntualmente a temas climáticos, y no solamente mediadores.
    Entonces, te pido si te animas a confeccionar para nosotros un gráfico donde se vea más claramente los datos de temperaturas máximas y mí­nimas, y los ciclos de calentamiento y enfriamiento que explicas en tu último post.

    Va a ser de mucha utilidad para la comprensión general.
    Mil gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *