El clima El tiempo atmosférico El tiempo en el mundo Meteorología

Días más calurosos: Repunte del calor extremo

Aumento en la severidad de los días más calurosos supera el aumento de la temperatura promedio global. Además, un estudio encuentra que las megaciudades son las más afectadas por el repunte en eventos de calor extremo.

Si bien la temperatura anual promedio de la Tierra ha aumentado a un ritmo constante en las últimas décadas, ha habido un salto alarmante en la severidad de los días más calurosos del año durante ese mismo período, con los efectos más letales en las ciudades más grandes del mundo.

Los ingenieros de la Universidad de California en Irvine (UCI) han aprendido que los centros urbanos con más de 5 millones de habitantes y partes de Eurasia y Australia han sido los más afectados por el crecimiento acelerado en eventos de calor extremo a corto plazo que han ocasionado la pérdida de vidas, reducción de la productividad agrícola y daños a la infraestructura.

En un nuevo estudio publicado en Earth’s Future, una revista de la American Geophysical Union, los investigadores informan que su análisis de las lecturas de temperatura de los períodos más recientes de 50 y 30 años descarta la posibilidad de que la variabilidad climática natural sea culpable del aumento de mercurio.

De 1986 a 2015, las lecturas del día más caluroso aumentaron en 0,25 ºC por década, halló el estudio de la UCI. Algunas megaciudades vieron un aumento de 0.60 ºC por década. Crédito: Simon Michael Papalexiou / UCI.

“La temperatura anual promedio mundial ha aumentado en las últimas tres décadas a una velocidad de 0,20 ºC por década, pero hemos descubierto que la temperatura máxima del año ha aumentado a un ritmo mucho más rápido, dos o tres veces más en dichas regiones como Eurasia y partes de Australia y más de tres veces mayor en algunas megaciudades “, dijo Efi Foufoula-Georgiou, Profesor Distinguido de ingeniería civil y ambiental en la UCI y autor principal del nuevo estudio. “Estos resultados son alarmantes y aún más evidencia del duro impacto del calentamiento global que sienten las personas de todo el mundo hoy en día”.

En el nuevo estudio, el equipo de investigación analizó los datos en el día más caluroso del año entre 8,848 estaciones meteorológicas de superficie terrestre de todo el mundo. En cuanto a las lecturas del termómetro para el período de 50 años que finalizó en 2015, vieron un aumento internacional promedio en las temperaturas más altas a corto plazo de 0,19º C por década; el crecimiento se aceleró a 0.25 ºC por década en los 30 años desde 1986 hasta 2015.

Las mediciones del día más caluroso para ciudades importantes como París, Moscú y Tokio subieron precipitadamente hasta en 0,60 ºC por década durante el período estudiado. Más que solo las lecturas de temperatura en un mapa, estos eventos han tenido un grave daño humano: una ola de calor en Europa en 2003 causó aproximadamente 70,000 muertes, y otra en Rusia en 2010 mató a casi 55,000 personas.

En los Estados Unidos, se reportaron un promedio de 658 muertes por calor excesivo por año entre 1999 y 2009.

Los investigadores destacaron un fenómeno urbano conocido como el “efecto de isla de calor”. En ambientes hechos por humanos dominados por asfalto, hormigón, vidrio y acero, el aire caliente permanece y los rayos abrasadores del sol se dispersan y reflejan las superficies duras. Si bien las extensiones de vegetación verde y el agua en la naturaleza ayudan a absorber o disipar el calor, las ciudades lo amplían.

“Nuestra prioridad en este estudio fue mantener un control estricto de la calidad de los datos e investigar si los cambios se aceleraron en el reciente período de 30 años”, dijo Simon Michael Papalexiou, investigador postdoctoral en el Departamento de Ingeniería Civil y Ambiental de la UCI y autor principal del nuevo estudio. “Elegimos profundizar en las condiciones de las megaciudades, donde las temperaturas extremas importan más.

Nuestra pregunta ahora es: ¿continuará esta aceleración en el futuro? Porque si lo hace, los efectos adversos para las sociedades humanas son inevitables”.

 

 

 

 

Vía: Tiempo (RevistaRam)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *