Derecho ambiental Medio ambiente

¿Cuál es la diferencia entre biodegradable y compostable?

Los conceptos biodegradable, compostable y oxodegradable pueden confundirse. En esta sencilla guía conocerás la diferencia.

Sin dudas, todos estamos preocupados por la contaminación del ambiente, y queremos hacer nuestro aporte para revertir el daño. Entre las cosas que podemos hacer, está elegir productos de bajo impacto ambiental.

Sin embargo, a veces se confunden los conceptos. ¿Cómo saber hasta qué punto un producto es amigable con el ambiente? No es difícil, solo necesitas entender algunos términos sencillos para saber siempre qué es lo que tienes entre manos.

A continuación, te contaremos las diferencias entre biodegradable, compostable y oxodegradable para que ya no te queden dudas.

Biodegradable

Cuando un producto se considera biodegradable es porque es capaz de descomponerse en condiciones naturales, mediante la acción enzimática de microorganismos como bacterias, hongos y algas, transformándose en nutrientes, dióxido de carbono, agua y biomasa.

Sin embargo, es importante entender que, técnicamente, casi cualquier producto es biodegradable con el tiempo. Pero materiales como el plástico común no se consideran biodegradables por la cantidad de años (incluso siglos) que tardan en realizar ese proceso.

Oxodegradable

588107ead82fc.jpg

La oxodegradación es un proceso de descomposición química de la materia en el cual ocurren oxidación y biodegradación simultánea o sucesivamente. Dicho de forma sencilla, el material oxodegradable atraviesa un proceso químico que permite que se degrade más rápido y solo por acción del oxígeno.

Muchas empresas están comenzando a fabricar bolsas y envases con este tipo de material, ¡lo cual significa un gran avance! Sin embargo, hay algunos resquemores. Sobre todo, porque la oxidegradación puede generar microplásticos que se quedan en el ambiente durante mucho tiempo.

Compostable

5889026c3cd3d.jpg

Los materiales compostables permiten la conversión y la valorización de materias orgánicas en un producto rico en compuestos húmicos (constituyentes principales del humus, materia orgánica del suelo), en presencia de oxígeno. Al final del proceso orgánico, obtenemos el abono, mantillo o humus directamente utilizable en agricultura.

Es importante tener en cuenta que no todos los productos que dicen ser compostables lo son en ambientes domésticos. Por ejemplo, las bolsas compostables generalmente lo son a nivel industrial.


En cualquier caso, el hecho de que se estén fabricando materiales de este tipo supone un avance. Nos permite creer que un mundo libre de plástico y otros residuos tóxicos y no degradables es posible.

¿QUÉ OPINAS AL RESPECTO?

Fuentes:

Compostadores

Wikipedia

Green Pack

LaBioguia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *