Ciencia Desde el espacio

¿Cómo alimentar a siete mil millones de personas?


A medida que la población mundial aumenta de forma incesante, la necesidad de proporcionarle sustento a un número creciente de seres humanos se vuelve cada vez más crítica. Los recursos naturales (en especial los bosques, el agua dulce y los cultivos) están sufriendo una presión que no registra precedentes en la Historia.

La pérdida de bosques es uno de los efectos más notables de este fenómeno. Cada tres segundos, en el mundo se desmonta un área boscosa equivalente a una cancha de fútbol. El desmonte se efectúa para producir biocombustible o para la creación de nuevos camp0s cultivables, aunque se paga un precio muy alto debido a la pérdida de biodiversidad y de absorción de carbono y diversos gases que provocan el efecto invernadero.

El siguiente gráfico elaborado por la NASA muestra el total de áreas cultivadas en el planeta (en color verde). Aunque a simple vista parezca poco, hay que tener en cuenta la distorsión del mapa. En total, un 40% de la superficie terrestre ya se encuentra cubierta por terrenos cultivados. Y la expansión ha sido notable, ya que durante los últimos 40 años la superficie cultivada se ha incrementado en más del 70%.

El otro recurso que resulta esencial y que está siendo consumido a pasos agigantados es la reserva de agua dulce del planeta. Cabe destacar que el 85% del agua dulce disponible se utiliza en el riego de cultivos, lo que además está agravado por la irregular distribución del agua dulce en el mundo.

El tercer elemento necesario para mantener y sustentar a tantos miles de millones de personas es la energía, un bien que actualmente se asienta mayormente sobre recursos contaminantes y no renovables y que necesita con urgencia una drástica actualización tecnológica.

¿Cuál es el máximo de personas que la Tierra es capaz de sustentar con las actuales tecnologías? Los investigadores no se ponen de acuerdo, sobre todo porque se discute con qué calidad de vida podrían subsistir más seres humanos, si ahora mismo la gran mayoría de la población está sometida a condiciones de vida deplorables.

22 respuestas

  1. Fernando Triveri, así como a otros, permíteme refutar cabalmente los alarmistas comentarios aquí vertidos.

    Hace más de doscientos años, el teólogo y economista Thomas Malthus, mal presagió respecto del sistema capitalista, aduciendo que quienes cayeran bajo ese sistema serían víctimas de salvajes hambrunas, pues no sería capaz de alimentar a una creciente población, y lo dijo con fecha, para los años 60 del siglo y milenio pasado, por lo que sabemos hasta aquí, eso ni remotamente ha ocurrido, sino todo lo contrario, cada vez vive más gente en este mundo y en cada vez mejores condiciones, demostrando hasta aquí que el CAPITALISMO es el único sistema demostrado que puede producir enormes cantidades de riquezas y alimentos para repartir luego a la humanidad, esto aunque a muchos no les guste.

    ¿Sobre población humana?, falso, pues si hacemos un ejercicio y reunimos a toda la población mundial HOY, no alcanzamos a llenar dos grandes estados de los EE.UU., quedando además cada uno con suficiente espacio a su alrededor para llevar a cabo una digna vida, LO QUE SÍ EXISTE es que hay una mala distribución de la población, pero de eso no es culpable el Capitalismo ni el mercado, sin políticas estatales de tipo centralistas, ello es fácil constatarlo al dejar atrás las grandes urbes, te encuentras con una densidad ínfima.

    Respecto de la crisis del agua; falso también, pues es elemento más abundante, y reciclable infinitas veces, que existe sobre la Tierra, su escasez sería demostración clara lo poco eficientes que hemos sido en esta materia, al acostumbrarnos a obtener este recurso muy fácilmente, pero agua hay suficiente para saciar esta necesidad 100 veces la población mundial actual y de manera fácil, y en este aspecto veo inseparable a este recurso con la energía nuclear, y la distribución dejémosla a cargo del capitalismo y el mercado, pues si le pones un buen precio, se puede llegar con agua, y la que quieras, hasta el alma misma del desierto de Sahara., quiero aclararte que en su esencia toda agua es, también en su esencia DULCE.

    Respecto DE los bosques, y agregaría también los mares, aquí el problema no estriba en el capitalismo, sino en una falta clara de este, una inexistente falta de propiedad y malas políticas gubernamentales forestales; al no haber propiedad clara, el recurso se mal explota inevitablemente, pues cuando algo “es de todos” al final resulta que no es de nadie y nadie lo cuida, no así cuando hay un propietario nítido, respecto de la políticas gubernamentales, te pongo el caso de mi país, Chile, quien bajo el gobierno de Augusto Pinochet puso en marcha una política de reforestación con incentivos capitalistas, lo que permitió que el total de áreas verde en el país aumentara en un importante porcentaje, algo que es posible comprobar, también satelitalmente.

    Respecto de la energía requerida mundialmente, al respecto creo que la cosa es clara, y no podemos seguir desestimando la ENERGÍA NUCLEAR, que, DÍGASE LO QUE SE DIGA, ES LA MÁS EFICIENTE, CASI INTERMINABLE, MUCHO MÁS LIMPIA Y MENOS CONTAMINANTE COMO MUCHOS MAL SUPONEN.

    Respecto a recursos minerales y otros, bueno, la verdad que hasta aquí solamente el Hombre ha “arañado” la superficie terrestre, minerales y otras sustancia existen en la tierra (y el universo), para satisfacer las necesidades de varias miles de veces la población actual, es justamente gracias al desarrollo de la tecnología y la necesidad de OBTENER GANANCIAS que el capitalismo nos permite hoy ser muchos más que hace 200 años atrás y en condiciones de calidad de vida cien veces mejores, gracias al hoy vapuleado capitalismo y mercado y la libertad de las personas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *