Agua Ciencia Curiosidades y rarezas Medio ambiente Vida animal

botones azules varan en playas de Nueva Jersey

Los botones azules (Porpita porpita) son colonias de hidroides

Raras y brillantes criaturas azules con tentáculos similares a plumas aparecieron en las playas de Nueva Jersey, sorprendiendo a los bañistas que no están acostumbrados a ver manchas de color turquesa salpicando la costa, según informes de prensa.

Estas criaturas parecidas a las medusas se conocen comúnmente como botones azules (Porpita porpita), pero no son nativas del Estado Jardín. En cambio, parece que el huracán Florence sacó a los animales tropicales de la Corriente del Golfo, una poderosa corriente en el Océano Atlántico, y los empujó hacia el norte por la costa este.

Corriente del Golfo

“No es algo que haya visto antes, y he estado caminando por esa playa desde que tenía 10 años”. Dijo a Asbury Park Press, Holly Horner, una fotógrafa profesional de vida silvestre de Egg Harbor, Nueva Jersey, después de haber visto la semana pasada botones azules en una playa de Brigantine.

Aunque se parecen a las medusas, los botones azules son otro tipo de criatura (o más bien, un conjunto de criaturas). Caen en la clase científica Hydrozoa, cuyos miembros están formados por colonias de hidroides, pequeños depredadores relacionados con las medusas. El hidroide más famoso es probablemente la carabela portuguesa (Physalia physalis), que puede producir una picadura venenosa tan poderosa que puede matar peces e incluso herir a los humanos, según National Geographic.

Pero el botón azul no es tan traicionero como la carabela portuguesa. Debido a que tienen una picadura leve, los botones azules pueden irritar la piel, pero no son tan peligrosos para los humanos, dijo a Asbury Park Press, Paul Bologna, profesor asociado de biología en la Universidad Estatal de Montclair en Nueva Jersey.

Aun así, la picadura del botón azul es lo suficientemente venenosa como para mantener a la criatura bien alimentada. El “botón” redondo, de color marrón amarillento, parte del botón azul, es generalmente de aproximadamente una pulgada de ancho y tiene hebras como tentáculos que cuelgan de él. (Este botón está lleno de gas, lo que ayuda a que el botón azul flote en el agua, de acuerdo con la Enciclopedia de la Vida). Estas hebras, o ramas de hidroides, atacan a los animales marinos de flotación libre conocidos como zooplancton, que el botón azul luego come, según el Servicio de Parques Nacionales.

botón azul (Porpita porpita)

Bologna agregó que ha visto botones azules en la costa de Florida pero nunca en Nueva Jersey. Y él no espera que sobrevivan en el Estado Jardín mucho más tiempo.

“Lo más probable es que todos se mueran cuando baje la temperatura del agua, por lo que pueden quedarse un par de semanas más”, dijo Bologna a Asbury Park Press. “En general, no son peligrosos, pero como todas las “medusas”, tienen células urticantes, por lo que la precaución es siempre la mejor opción”.

Fuente: Vistaalmar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *