Calentamiento global Ciencia El clima El tiempo en el mundo

Abocados a un mundo más seco

Más de una cuarta parte de la tierra firme de nuestro planeta podría convertirse en un lugar significativamente más seco si el calentamiento global alcanza un límite de 2 ºC.

Se trata de los resultados arrojados por una nueva investigación de un equipo internacional. Un incremento superior a 2 ºC en la temperatura actual global podría causar cambios drásticos en la parte continental de la Tierra, haciendo del mundo un lugar más seco, acentuando las amenazas de la sequía e incendios forestales, reduciendo las áreas aptas para el cultivo, y pudiendo producir una nueva oleada de los llamados refugiados climáticos, los cuales según los datos de la Organización de las Naciones Unidas ascendieron en 2016 a los 22,4 millones de personas desplazadas por causas climáticas.

La buena noticia quizá, es que limitar el calentamiento global a menos de 1,5 ºC reduciría drásticamente la fracción de la superficie de la Tierra susceptible de sufrir tales cambios. Los hallazgos, publicados hoy en Nature Climate Change, son el resultado de una colaboración internacional liderada por la Universidad del Sur de Ciencia y Tecnología -SUSTech- en Shenzhen, China y la Universidad del Este de Anglia – UEA- que pone la problemática en perspectiva.

La aridez es una medida de la sequedad de la superficie de la tierra, obtenida al combinar la precipitación y la evaporación. Y en este sentido, el equipo encargado de la investigación comparó las proyecciones de 27 modelos climáticos globales para identificar las áreas del mundo donde la aridez podría variar sustancialmente en comparación con los registros históricos, dados los casos de producirse un incremento en la temperatura de entre 1,5 y 2 ºC.

“La aridificación es una amenaza grave porque puede afectar críticamente áreas como la agricultura, la calidad del agua y la biodiversidad”, afirma e Doctor. Chang-Eui Park, de SusTech, uno de los autores del estudio. “Según nuestros modelos, en un escenario con un incremento entre los 1,5 y los 2 ºC, el 15% de las zonas semiáridas experimentarían una transformación hacia condiciones similares a los climas áridos’ actuales.

 “Nuestra investigación predice que la aridificación emergería alrededor del 20-30 % de la superficie terrestre mundial cuando el cambio de temperatura media global alcance los 2 ° C. Pero dos tercios de las regiones afectadas podrían evitar áridificación si el calentamiento se limitase a 1.5 ºC “, apunta por otra parte el doctor. Manoj Joshi de la Facultad de Ciencias Ambientales de la UEA.

El mundo ya se ha calentado en 1 ºC por encima de lo que debería considerarse la tendencia climática global, sin embargo con reducir las emisiones de gases de efecto invernadero a la atmósfera para mantener el calentamiento global por debajo de 1,5 ° C o 2 ° C, podría reducirse la probabilidad de que una gran parte de estos territorios amenazados se convirtieran en zonas difícilmente habitables.

Durante el transcurso del siglo XX, la severidad de la sequía ha ido en aumento en el Mediterráneo, el sur de África y la costa este de Australia, y del mismo modo las zonas semiáridas de México, Brasil, y también del sur de África y Australia, zonas en las que la desertificación viene ganando terreno desde hace mucho tiempo. Se tratan estas, de las áreas del mundo que más se beneficiarían de mantener el calentamiento global por debajo de los 1,5 °C, por tratarse además, del lugar donde habita más del 20% de la población mundial.

 

Vía: nationalgeographic

One Response

  1. Sin la humedad proveniente del norte de Brasil, todo el sur de América del sur se transformaría en un inmenso desierto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *