Agua Calentamiento global Medio ambiente

a variabilidad natural del clima explica casi la mitad de la pérdida de hielo en el mar Ártico

El cambio climático hecho por el hombre por sí solo no explica la dramática pérdida de hielo marino en el Ártico. Según un nuevo análisis realizado por científicos del Laboratorio Nacional Lawrence Livermore, LLNL,  la variabilidad natural del clima ha acelerado la pérdida de hielo marino en el Ártico durante las últimas décadas.

Los investigadores usaron una variedad de modelos climáticos y un método analítico conocido como “huellas digitales” para determinar qué factores explican mejor los cambios en el hielo marino del Ártico.

El nuevo análisis, detallado esta semana en la revista Nature Geoscience, sugiere que las fluctuaciones naturales del clima, incluidos los patrones de El Niño y La Niña, representan del 40 al 50 por ciento de la pérdida de hielo marino en el Ártico.


“La variabilidad interna puede mejorar o silenciar los cambios en el clima debido a las emisiones de gases de efecto invernadero. En este caso, la variabilidad interna ha tendido a aumentar la pérdida de hielo en el mar Ártico”, dijo Stephen Po-Chedley, un científico del clima de LLNL, en un comunicado de prensa.

La mayoría de los modelos climáticos predicen una menor pérdida de hielo marino que la observada en los últimos años. El último análisis sugiere que los patrones atmosféricos naturales ayudan a explicar la fusión acelerada.

“Es importante tener en cuenta que las pasadas individuales muestran grandes cambios en el hielo marino que son comparables a los cambios observados en el hielo marino”, dijo Po-Chedley.

“En estas simulaciones, al igual que en el mundo real, la pérdida de hielo marino en el Ártico se vio favorecida por la variabilidad natural del clima. Cuando se tiene en cuenta la variabilidad natural, la pérdida de hielo en el océano Ártico es bastante similar en todos los modelos y observaciones”.

Durante la última década, las extensiones máximas y mínimas de hielo marino en el Ártico han establecido rutinariamente nuevos mínimos récord. La investigación más reciente sugiere que esas pérdidas son el resultado del calentamiento global provocado por el hombre y la variabilidad natural del clima.

Pero los patrones atmosféricos naturales también pueden verse influenciados por las emisiones de gases de efecto invernadero. Investigaciones anteriores han demostrado que los aumentos en las olas de calor marino causadas por el cambio climático pueden alentar los patrones prolongados de El Niño.

“El cambio climático está influyendo en la dinámica tradicional de los eventos de El Niño y La Niña, así como en sus impactos”, dijo el Secretario General de la OMM, Petteri Taalas, en un comunicado a principios de este año.

Vía: Tiempo (Revista RAM)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *