Calentamiento global Derecho ambiental El clima Medio ambiente Polución ambiental

2019, el año de la «Emergencia climática»

La “emergencia climática” se define como «una situación en la que se requieren medidas urgentes para reducir o detener el cambio climático y evitar el daño ambiental potencialmente irreversible que resulta de él», según OD.

Según los datos del diccionario, el uso de «emergencia climática» se disparó un 10,796%, informa The Guardian.

Oxford dijo que la elección fue reflexiva, no solo del aumento de la conciencia climática, sino del enfoque específico en el lenguaje que usamos para discutirlo. El aumento de la «emergencia climática» reflejó un impulso consciente hacia un lenguaje de inmediatez y urgencia, dijo el diccionario.

En 2019, «clima» se convirtió en la palabra más común asociada con «emergencia», tres veces más que «emergencia de salud» en segundo lugar.

En 2018, el clima no figuraba en las principales palabras que normalmente se usaban para modificar emergencias, en cambio, los principales tipos de emergencias sobre los que escribían las personas eran emergencias de salud, hospitalarias y familiares, dijo el panel de selección.

Fundeu BBVA ya apuntaba este hecho en su entrada de septiembre de 2019.

Calentamiento global y cambio, crisis y emergencia climática

En los medios es cada vez más frecuente encontrar noticias sobre medioambiente en las que aparecen las expresiones calentamiento global, cambio climático, crisis climática y emergencia o urgencia climática. Sobre estas denominaciones conviene precisar lo siguiente:

•– Calentamiento global: es el aumento de la temperatura de la Tierra.

•– Cambio climático: es una expresión más amplia que incluye todas las variaciones en el clima. Los cambios climáticos han existido desde el inicio de la historia de la Tierra, pero la novedad del actual reside en que es un cambio en el clima causado directa o indirectamente por la actividad humana. Incluye los cambios en la temperatura, pero también en las precipitaciones, en la velocidad del viento, la presión atmosférica, la frecuencia de eventos extremos, etc. No obstante, con frecuencia, se ha empleado calentamiento global, no solo para referirse al calentamiento estricto, sino de modo general a la globalidad de sus efectos.

•– Crisis climática: muchos expertos empiezan a señalar que la situación de cambio de clima que estamos viviendo, por su magnitud, su intensidad y velocidad, permite hablar de que estamos ante una crisis climática.

•– Emergencia climática: otros apuntan a que emergencia es un término más preciso para aludir a una dimensión temporal corta para actuar y que verazmente traslada la necesidad de adoptar medidas intensas desde ya para afrontar el problema.

De este modo, aunque la expresión cambio climático no es censurable, crisis climática es más adecuada para referirse a la magnitud y a las consecuencias del cambio climático causado por la actividad humana.

Cuando, además, se quiera enfatizar la amenaza que esto supone y la necesidad de actuar sobre ella con medidas urgentes, pueden emplearse las alternativas emergencia y urgencia climática, como en «Los jóvenes piden en la calle que se declare la emergencia climática» o «Hacia la declaración de emergencia climática: qué es y para qué sirve».

Fundeu BBVA

Vía: Tiempo (Revista RAM)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *